31.9 C
Mexico
21 septiembre, 2019
Internacional

Iván Márquez, Jesús Santrich y “El Paisa”, la vieja guardia de las FARC que anunció su regreso a la lucha armada

Colombia despertó este jueves con un video que revive los temores de una época que parecía estar dejando atrás.

Tres líderes de las FARC, la guerrilla que había firmado un acuerdo de paz con el gobierno, anunciaron que vuelven a tomar las armas.

“Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (lugar de nacimiento de las FARC) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”, dice Iván Márquez, quien había sido el líder de las negociaciones con el gobierno en La Habana.

A su derecha está, armado con un fusil, Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”.

A su izquierda, también armado, Seuxis Paucias Hernández, más conocido como “Jesús Santrich”.

Desde hace un tiempo los tres ya vivían de manera clandestina y despertaban preocupación por el daño que le podrían producir al acuerdo de paz, firmado en 2016.

¿Quiénes son los tres protagonistas de este video que atiza esos temores?

Iván Márquez, ideólogo y líder negociador

Luciano Marín, más conocido con el alias de “Iván Márquez”, es considerado uno de los principales ideólogos de las FARC.

Márquez fue líder negociador en La Habana. GETTY

De hecho, encabezó la delegación de las FARC durante los meses que duró la negociación del histórico acuerdo con el gobierno en 2016 y cuya gestión le valió al entonces presidente, Juan Manuel Santos, el Premio Nobel de la Paz.

En los 80 ya había estado en acercamientos entre las FARC y el gobierno, y aunque llegó a participar en política, luego retomó las armas.

Se le conoce por sus habilidades diplomáticas y fue uno de los principales voceros internacionales de las FARC.

También estuvo a cargo de operaciones de secuestro, extorsión y asesinato, según un perfil publicado por el portal Insight Crime.

Luego de la firma del acuerdo de paz, Márquez fue parte de una comisión para vigilar el cumplimiento del pacto.

Las autoridades de Estados Unidos lo relacionaron con actividades de narcotráfico de las FARC.

En abril de 2018 Márquez se fue a la clandestinidad y en enero de 2019 publicó un comunicado en el que decía que había sido un “grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo”.

Santrich abandonó su curul como representante a la Cámara. GETTY

Santrich, propagandista

“¿Están preparados para pedir perdón?”, le preguntó un periodista a Jesús Santrich en Oslo en octubre de 2012, durante el evento en el que el gobierno de Colombia y las FARC comenzaban oficialmente los diálogos de paz.

“Quizás, quizás, quizás…”, respondió Santrich con sonrisa burlona, entonando la melodía del famoso bolero y abrazado con Iván Márquez.

Aunque fue uno de los protagonistas del diálogo, para muchos esa fue una muestra de cinismo y de que no se tomaría en serio el proceso que apenas comenzaba.

Su verdadero nombre es Seuxis Paucias Hernández Solarte, tiene 52 años, estudió derecho y perteneció a las FARC durante 25 años.

Eligió Jesús Santrich como nombre de guerra en homenaje a uno de sus mejores amigos que murió a manos de la inteligencia colombiana.

Luego de la firma del acuerdo de paz, Santrich fue arrestado en abril de 2018, tras haber sido acusado por la Fiscalía Colombia de narcotráfico.

También recibió una solicitud de extradición de parte de Estados Unidos.

La fiscalía sostuvo que el exguerrillero conspiró para enviar cocaína a Estados Unidos después de la firma de la paz, por lo que no se podría acoger a la Justicia Especial Para la Paz (JEP), un fuero especial para juzgar los delitos cometidos durante el conflicto armado.

El anuncio de Márquez causa preocupación en Colombia. GETTY

Después de una dura controversia entre las instituciones judiciales colombianas y el rechazo del presidente Iván Duque, Santrich quedó libre en junio de 2019 y se posesionó como congresista en la Cámara de Representantes, un derecho que adquirió como parte del acuerdo de paz.

“¿Cómo puede uno pretender que tengamos un mafioso posesionándose como congresista?”, criticó entonces el presidente Duque.

Pero luego de toda la tormenta, a mediados de junio, Santrich desapareció y su paradero hasta ahora era desconocido.

Por ello, la justicia colombiana emitió una nueva orden de captura y desde entonces también lo busca la Interpol.

A Santrich se le ha vinculado con actividades de propaganda y labores organizativas de las FARC.

La presencia de Santrich llama la atención porque siempre usa gafas oscuras, ya que padece una enfermedad degenerativa que le afecta sus “reflejos visuales”, como lo dijo en una reciente entrevista.

También es habitual verlo con una pashmina que usa como muestra de “sentimiento de afecto y solidaridad con la causa palestina”, según dijo en una reciente entrevista con el youtuber Juanpis González.

La bomba del club El Nogal causó zozobra en Colombia. GETTY

“El Paisa”, guerrillero de origen narco

La columna móvil Teófilo Forero fue una de las unidades más temidas de las FARC. Su comandante era Hernán Darío Velásquez, más conocido como “El Paisa”.

Como líder de la Teófilo, a “El Paisa” se le señala de varios de los ataques más cruentos de la guerrilla, que incluyen el asesinato de familias de tradición política, secuestros masivos, el secuestro y asesinato de funcionarios y planear atentados contra un exministro y el expresidente Álvaro Uribe.

Entre las acciones criminales que se le atribuyen hay dos que aún hoy resuenan en la memoria de los colombianos.

Una fue el secuestro de 12 diputados del departamento de Valle del Cauca en 2002. En esa ocasión, un grupo de guerrilleros irrumpió en una sesión de la Asamblea en Cali y raptó a los diputados.

Once de los 12 secuestrados fueron asesinados en 2007.

La otra acción fue el atentado en El Nogal, un exclusivo club del norte de Bogotá donde se reúnen políticos, empresarios y personalidades de la élite colombiana.

Iván Márquez, junto a Santrich y “El Paísa” anunciaron que retoman las armas. GETTY

La noche del 7 de febrero de 2003 un carro bomba estacionado en el club detonó una fuerte carga explosiva que dejó 37 muertos y 198 heridos.

“El Paisa” se crio en Medellín y su apodo se debe a que en Colombia así se les llama a quienes provienen de la región en la que está esa ciudad.

Su vida criminal comenzó como sicario del narcotraficante Pablo Escobar, jefe del cartel de Medellín.

Según un perfil de la revista Semana, “El Paisa” fue a la cárcel luego de que lo capturaran con mil fusiles, como parte de una red de tráfico de armas. En prisión conoció a miembros de las FARC que lo invitaron a unirse a la guerrilla.

Siempre tuvo fama de sanguinario e implacable, por eso, cuando en 2016 se incorporó al proceso de paz en La Habana, algunos lo vieron como una señal de que la guerrilla realmente estaba comprometida con dejar las armas.

En julio de 2018, “El Paisa” junto a Iván Márquez abandonó el lugar donde se habían reubicado varios guerrilleros reinsertados luego de la firma del acuerdo.

Desde entonces se desconoce su paradero y la Justicia Especial para la Paz (JEP) reactivó sus órdenes de captura y ofreció una recompensa de US$860.000 a quien ayudara a encontrarlo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

JM





Fuente

Related posts

Drones de rebeldes yemeníes atacan instalaciones petroleras en Arabia Saudita

Equipo de Investigación

Un tigre ataca a trabajadora de zoológico en EU

Equipo de Investigación

Una mujer irlandesa de 81 años se reencuentra con su madre de 103

Equipo de Investigación

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando asumiendo que está de acuerdo. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies